La enfermedad de Chávez, reflexiones

Ante la reciente noticia del estado de salud del presidente salen al ruedo miles de especulaciones, desde las más pesimistas que anuncian el limitado tiempo de vida del mandatario hasta las más optimistas que afirman que Chávez está muy bien y que nos acompañará en la festividades del bicentenario de la independencia. Pero más allá de todo este sin fin de especulaciones la reflexión ulterior que me deja esta situación gira en torno a si ¿es posible un proceso revolucionario sin Chávez? o si ¿es posible el chavismo sin Chávez?

Para dar respuestas a estas interrogantes es necesario ahondar un poco en la historia política venezolana y en la historia misma del este proceso.  Cuando Chávez triunfó en el 98, poco se sabía de sus inclinaciones “socialistas”, llegó al poder más bien con el aval de ser un líder militar carismático que proponía un cambio ante la inminente caducidad de los partidos tradicionales, pero nunca habló de socialismo, ni se vistió de rojo, ni asumió una posición crítica a la política norteamericana. El gobierno fue moviéndose hacia la izquierda con el pasar de los años y Chávez encontró en las ideas de corte socialista la base política necesaria para continuar al mando del país, así pues, que Chávez encontró al socialismo y no al revés; el resto de la historia ya es conocida.

Por otro lado habría que hablar un poco de la importancia de los movimientos de izquierda en Venezuela, donde si bien en los años sesenta tuvieron cierta influencia política y se formaron grupos de insurgencia guerrillera estos no gozaron prácticamente de apoyo popular y dejaron las armas para participar de la política sin mucho éxito; el MAS, el cual había sido el movimiento más importante de izquierda en el país antes de Chávez, tuvo una participación casi testimonial a lo largo de la hegemonía bipartidista de AD y COPEI. Los movimientos más radicales como el PCV o Bandera Roja, sumaron durante muchos años una fuerte presencia en las universidades pero casi sin ningún tipo de respaldo popular fuera de las aulas.

Lo que quiero decir con todo esto es que en Venezuela las políticas de izquierda nunca han gozado de cierta popularidad hasta ahora y pese al reciente fervor de cierto grupo de la población venezolanas con estas “ideas” estoy convencido de que en este país no existe una base política con conciencia de clase convencida de la viabilidad y la necesidad de instaurar un sistema socialista. Que la popularidad que tiene este proceso político no tiene que ver con sus ideas sino con el carisma y el populismo de su líder, no tiene que ver con la reflexión académica de los líderes del proceso y su pueblo sino por la posibilidad de verse favorecidos de una forma u otra por sus políticas, que no tiene que ver con un levantamiento popular en contra de las bases existentes como el que vivió Cuba, Nicaragua o Chile en su momento, sino mas bien con un discurso dirigido a las clases menos favorecidas, las cuales por mucho tiempo no fueron tomadas en cuenta.

En fin, creo que en Venezuela hoy en día por su historia, por su idiosincrasia, por su petróleo y por muchas otras razones no se puede pensar en conducir de manera exitosa un proceso de este tipo sin la presencia de su líder, ya que la popularidad de estas ideas están basadas inequívocamente en la imagen de Chávez y no al revés.  Por lo tanto es posible pensar en un Chávez sin socialismo, pero muy difícilmente en un socialismo sin Chávez.

Esto es sin duda, una nueva preocupación para los venezolanos a partir del día de ayer donde por primera vez en más de 12 años el presidente apareció dando claras muestras de deterioro físico y mostrándole al mundo que es un ser humano más, capaz de padecer una enfermedad como cualquier otro y dejando en la cabeza de todos los venezolanos, pero sobretodo en los lideres del proceso político nacional que hacer si Chávez no está y aún más, cuán peligroso es para la estabilidad de un país un proceso político tan personalista como este y cuán frágil puede ser ante una situación como esta.

 Desde aquí envió mis mejores deseos para el presidente y espero que esto sirva de enseñanza para todos los venezolanos y en especial para aquellos que tienen la responsabilidad en estos momentos de conducir la política de este país.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: